Saltear al contenido principal

Reduce la fricción con METAL LUBE hasta en un 95%

METAL LUBE es un tratamiento anti-fricción basado en una exclusiva formulación de alta tecnología, con la capacidad de reducir drásticamente la fricción.

METAL LUBE no es un aceite, tampoco lo reemplaza, no es un aditivo para el aceite, no se filtra ni se pierde durante el cambio de aceite, tampoco se adhiere a las paredes ni a los conductos de circulación del aceite. Esto se debe a que METAL LUBE trata el metal y no el aceite.

METAL LUBE trata químicamente las superficies metálicas, penetrando en el micro-poro del metal, sin alterar sus tolerancias ni crear capas superpuestas. Por medio de un petroquímico y un catalítico que se activan por fricción, el tratamiento mantiene el aceite adherido a las superficies metálicas, como si tuviese propiedades magnéticas, esto evitará que la película lubricante se rompa o desplace de metales calientes, aún si la temperatura fuese excesiva, haciendo posible que el lubricante fluya por encima del tratamiento, evitando el contacto de metal contra metal.

Los resultados son que METAL LUBE al reducir drásticamente la fricción, bajará a su vez la temperatura en aceite y agua, eliminará ruidos de fricción, reducirá consumos excesivos de aceite y combustible, consecuentemente el desgaste como lo conocemos será virtualmente eliminado. También contiene propiedades anti-corrosivas y anti-oxidantes para una mayor protección de las superficies metálicas.

Ponemos a tu disposición la gama de productos Metal Lube. Cualquier consulta técnica que te surja no dudes en contactar con nosotros.

Volver arriba